Brazilian Jiu Jitsu

El Jiu Jitsu Brasileño es un arte marcial, derivado del Jiu Jitsu Japonés tradicional, desarrollado en Brasil por parte de la familia Gracie. A partir de las enseñanzas de Mitsuyo Maeda, japonés emigrado a Brasil que enseña a los hermanos Carlos y Helio Gracie su arte. El “Brazilian Jiu Jitsu” (BJJ) representa una verdadera escisión del enfoque Japonés, desarrollando una interpretación propia que se centra en el trabajo de suelo y la búsqueda de la sumisión del oponente a través de controles, luxaciones, palancas, estrangulaciones, etc.

 

El objetivo principal del BJJ es proporcionar al individuo físicamente menos dotado en una confrontación, recursos y herramientas que le permitan compensar la superioridad física de un oponente más grande o fuerte, esto convierte al BJJ en un excelente sistema de defensa personal. Al margen de su aspecto marcial/tradicional, otro de los enfoques que más se ha desarrollado en el BJJ, es su aspecto deportivo, con la creación de relevantes organizaciones por todo el mundo, que han conseguido establecer importantes citas en el calendario deportivo internacional, ayudando de esta forma a la difusión del BJJ como disciplina marcial y deportiva.

En BJJ, el camino de aprendizaje se basa no sólo en aprender la técnica, únicamente la práctica correcta, con un profesor cualificado, permite que la técnica pueda ser “interiorizada” por el alumno, momento en que este puede integrarla en su “juego” a la hora de luchar. Todo en BJJ es un proceso de adaptación, reacción, respuesta sensitiva a las acciones de oponente y búsqueda de la acción de contra/control por nuestra parte, para conseguir el objetivo último, la “finalización” de nuestro oponente. Todo este “juego” de acción-reacción, convierte al BJJ en lo que llamamos “el ajedrez humano”.

En EskrimaMadrid somos miembros de la organización CheckMat España, a través de nuestro profesor, Raul Cantero.